Un corazón lleno de amor

El corazón más grande del mundo lo tiene una nena de 7 años, se llama Alicia.

Camina como tú y yo caminamos. Tiene dos brazos, dos piernas, una barriga que hay que llenar y de vez en cuando darle dulces; una cabeza que busca respuestas sin parar.

La única cosa impredecible sobre Alicia, es que tiene un corazón muy grande.

¿Te imaginas un corazón grande y pesado? Alicia no podría levantarse de la cama o necesitaría un palito para mantenerla de pie. Sería imposible para ella salir corriendo por todo el jardín o recoger los juguetes del piso.

La verdad es que el corazón es el único órgano del cuerpo que tiene 2 capas.

La primera capa la sientes cuando pones tu mando sobre tu pecho ¡Inténtalo!, sientes un “pum, pum, pum, pum, pum”, como un tambor. Cuando corres muy rápido, tu corazón va más rápido, cuando duermes va más despacito.

La otra capa la sientes cuando puedes sentir alegría o tristeza.

Alegría sientes, por ejemplo, cuando te abraza alguien a quien quieres mucho mucho. Es como si alguien le prendiera fuego, como agua hirviendo, va más rápido. Te dan ganas de sonreír y tus ojos brillan como estrellas en la noche.

Tristeza, por ejemplo, sientes cuando te peleas con tu mejor amigo. Es como si alguien se sentara encima de tu pecho. Te dan ganas de llorar o de dormir. Si alguien te pregunta “¿Dónde te duele?”, dices “aquí” señalando en el centro de tu pecho.

Alicia tiene 7 años. Su segunda capa, que la llamaremos la capa de amor es muy grande, la más grande del mundo.

¿Cómo sé? Déjame te cuento algunas de las evidencias que tengo entre mis historias de esta chiquitina que te convencerán.

El lunes, por ejemplo, Alicia fue al mercado con su mamá. La señora de la frutería le regaló una mandarina que llevaba en su manita cuando salieron del mercado. Allí, estaba sentadito un niño un poquitín más pequeño que ella, vendiendo chicles. Alicia le dio la mandarina al nene, sin pedirle ningún chicle.

Su corazón creció un poquito más.

El sábado pasado fue al parque de la Alameda con sus papás. Corría de su madre hasta donde estaba su padre, se le arrojaba en los brazos y se abrazaban fuerte; Alicia recargaba su carita sobre el corazón de su padre, cerraba los ojos y una sonrisa se le abría de oreja a oreja.

Muerta de risa salía corriendo de los brazos de su padre hasta donde estaba su madre, cuando llegaba hasta ella se abrazaba fuerte a su cuello, recostaba su cabecita en el hombro de su madre, cerraba los ojos y se le hacía una sonrisa de oreja a oreja.

Su corazón crecía cada vez que se repetía este ir y venir en los brazos de sus padres que la aman mucho.

El primer domingo de Julio, Alicia fue con su abuela a un lago hermoso. Subieron en una lancha y desde arriba podía ver las olas que iba haciendo la lancha en el agua azulada.

Se concentró mucho en sus olas, en su color y es como si ella misma se hubiera vuelto agua. Al levantar su vista y ver las montañas a su alrededor, se dio cuenta que sintía un amor profundo por ese pedazo de naturaleza.

Su corazón creció aún más.

Su perrito, un día estaba acostado en su camita, no se quería mover. Alicia se sentó junto a él y le acariciaba su pelo, éste le lamía la manita.

Los ojos del perrito la veían como diciendo “¡me duele mucho!”, mientras Alicia lo abrazaba como diciendo “Aquí estoy, te amo, no sufras más”.

Finalmente, el perrito cerró los ojos y no volvió a abrirlos. A Alicia se le llenaron los ojos de lágrimas “¡Qué tengas un buen viaje!, nos vamos a ver pronto”.

Su corazón creció.

¿Qué dices? ¿Qué si estoy hablando de ti? ¿Cómo? ¿Todas esas cosas te han sucedido a ti?

¡Por Dios, tienes un corazón lleno de amor!

Hoy es cumpleaños del papá de Alicia. Él tiene los ojos llenos de lágrimas.

Amado Papá, los años que hemos vivido juntos han sido maravillosos; pero los años que aún tenemos que vivir serán aún más maravillosos.

Gracias.

¡Te deseo un maravilloso cumpleaños!

Mucho amor, tu Alicia” **

Tan tan

Para tí, de Federica Miross

** Esta carta existe de verdad. La escribió mi princesa para el cumpleaños de su papi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .