Encuadernando mis Libretas

Cada vez que compro un cuaderno pienso “me gusta, pero….” Siempre encuentro algo que no me gusta, el tamaño, el grosor del papel, el hecho que no tiene elástico para cerrarse, no tiene suficiente hojas, etc.

En mis incursiones en diferentes forums en internet encontré una chica que encuaderna sus propias libretas. Aquí está el link a su canal en Youtube: Sea Lemon, aunque debes saber que está en inglés.

¡Manos a la obra! Siempre que quiero probar algo, lo primero que hago es buscar ideas, información, darle una vuelta a las instrucciones. Las instrucciones que más me gustan son las de YouTube, si están bien explicadas, obviamente.

Primer Prototipo, tiene 30 hojas

Después hice un prototipo. Siempre hago un prototipo. ¿Sabes lo qué es un prototipo? Bueno pues es una versión más pequeña, es como hacer una prueba. Yo siempre lo hago para 1) ver si me gusta, 2) si puedo o tengo aptitudes.

En este caso, es un cuaderno delgatido con papel para pintar con plumones, sabes, la tinta no se pasa a la siguiente página.

¡Me quedó tan bonito! tiene muy pocas páginas, pero las portadas las hice con restos de papel. Se siente en la mano suave y siendo tan pequeño es muy práctico.

En los primeros libros, no compré herramientas. Siempre cuestan mucho las herramientas. Y la verdad me divierte probar sustitutos.

Por ejemplo, en este caso necesitas un “fishbone” que le llaman que es como un palito de un material que no se marca, una aguja redonda y pegamento flexible y transparente.

El “fishbone” y es para ayudarte a apachurar el doblés de las hojas; de hecho no lo he comprado, uso una regla. Lo que si compré después de varios intentos fueron las agujas (varias) y el pegamento compré un sustituto, por que aquí en Alemania no existen las mismas cosas que en Estados Unidos.

Después de varios intentos, decidí intentar el tip de Sea Lemon con tela. Tuve que buscar muchos días por el plástico con pegamento por los dos lados. El primer libro que hice, reciclé unos pantalones de mi hija, quedó muy bonito el libro. ¡Descubrí algo que me gusta mucho!

Después estuve buscando como adherirle un elástico. Este fué más difícil, hasta que me acordé que he coleccionado los elásticos de folders que se han roto u no se pueden usar.

La camiseta rota se convirtió en cuaderno

El hecho que pueda usar tela abrió un panorama nuevo, ¡Padrísimo! Cubrí una libreta de para mi hijo con una camiseta que adoraba, pero que había roto. ¡Pienso que a muchos niños les va a encantar!

El último lo hice (en la imagen arriba) con cubierta de tela, es mi agenda o Bullet Journal.  

No es difícil encuadernar, pero necesita tiempo. Puedes usar herramientas que tienes en casa, aunque es más fácil aún con algunas herramientas profesionales. 

¡Inténtalo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .